Portada 3

Portada 3

viernes, 23 de octubre de 2015

Cómo ser John Malkovich


Original, surrealista, inquietante, divertida, extraña, así es Cómo ser John Malkovich, película de Spike Jonze, con guión de Charlie Kaufman y protagonizada por John Cusack, Cameron Díaz, Catherine Kenner y claro, John Malkovich.

Un titiritero, -John Cusack- con gran talento en su oficio pero con poco reconocimiento, consigue un trabajo después de que su estrafalaria mujer -Cameron Díaz- le obligara a buscarlo. Todo consiste en aprovechar su habilidad con las manos para manejar las marionetas para archivar documentos a la mayor velocidad posible en la empresa del Dr. Lester (Orson Bean). La oficina está en la planta 7 y 1/2 de un edificio de oficinas de Manhattan, para acceder a ella hay que parar el ascensor justo a medio camino entre el 7º y el 8º piso, además hay que caminar en sus pasillos y despachos encorvado, porque el techo está apenas a metro y medio de altura. Todo en esta oficina es extraño. En su nueva empresa, el titiritero conoce, y se enamora, de Maxine, Catherine Kenner. Un día, por casualidad, Craig, el titiritero, descubre un misterioso y angosto túnel, que lleva directamente a ser John Malkovich.

                                                     



¿Malkovich? Malkovich ¡Malkovich!

Sorprendente y original película. Lo primero que llama la atención es que el propio John Malkovich se haya prestado a esta historia, presentarse así ante el público. El principal mérito que tiene esta cinta es que lo mismo remueve al espectador en su asiento como le hace partirse de risa como hace reflexionar sobre el hecho de ponerse en la piel de otra persona, sobre la realidad virtual (la película es de 1999, conviene recordarlo en este sentido). No en vano, catorce años después, el propio Jonze dirigirá Her, revisión de las futuras relaciones de las personas con el software. Aparte de todos estos detalles, Cómo ser John Malkovich tiene numerosos cameos, ay Charlie Sheen, su estética la declara hija de su tiempo, los años 90, y la narración está ligada con un toque absurdo y surrealista que no hace más que crecer el encanto hacia esta película.

Vean Cómo ser John Malkovich y si así lo desean, dejen su comentario aquí abajo.







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Cualquier opinión es bienvenida, salvo las consideradas ofensivas a los demás participantes o al autor del blog que serán eliminadas.

Se ha producido un error en este gadget.