Portada 3

Portada 3

miércoles, 29 de julio de 2015

La temprana salida de Milan Jankovic del Real Madrid


Pocos casos se han visto como el de Milan Jankovic en el Real Madrid, pocos dejaron tan profunda huella en el aficionado después de haber militado sólo temporada y media en el club de Chamartín. Alto y de complexión fuerte pero nunca torpe, centrocampista con proyección en la media punta, el jugador yugoslavo procedente del Estrella Roja de Belgrado, vino para quedarse aunque no lo consiguió.

           
                                                         
                                       Milan Jankovic

La historia del fichaje

La firma del contrato de Jankovic se vio envuelta por demasiadas turbulencias. Abril de 1987, el Real Madrid viene de perder 4-1 contra el Bayern de Múnich en la ida de las semifinales de la Copa de Europa. Fue el tristemente famoso
partido del pisotón de Juanito a Matthäus. El equipo del Paseo de la Castellana, además, estaba conmocionado por la petición de Hugo Sánchez quien quería rescindir su contrato con el Madrid por las buenas o por las malas. Se decía que el jugador mexicano estaba respaldado por presuntas ofertas del Barcelona y del Inter de Milán. Además, la llegada de Jankovic, motivada por las bajas de Ricardo Gallego por lesión y sobre todo la de Jorge Valdano, quien sufría una inesperada hepatitis, suponía postergar una vez más a Rafael Martín Vázquez, el jugador de más talento de la Quinta del Buitre, quien no veía el momento de hacerse con un puesto en el 11 titular. Para más inri, el Madrid se disponía a enfrentarse al Barcelona en el Bernabéu. Ramón Mendoza cerró el fichaje de Jankovic unos días antes, aprovechando la visita de la Selección Española a Austria donde el entonces presidente, se reunió con los representantes del jugador yugoslavo.

El inicio, la Liga del playoff

El caso es que Leo Beenhakker llegó a plantearse dar la titularidad al balcánico en el inminente derby. Ya era un conocido del cuerpo técnico, no en vano,
el Estrella Roja de Belgrado fue el rival del Real Madrid en los 1/4 de final de la Copa de Europa esa misma temporada, por ello, Jankovic no podía jugar la máxima competición continental hasta la siguiente temporada. Al final, no jugó ni un solo minuto en ese partido que suponía el arranque del único playoff que se ha disputado en la historia de la 1ª División. El Madrid terminó ganando este campeonato, el segundo de la mítica tacada lograda por la Quinta. Jankovic contribuyó decisivamente a cerrar el título y comenzó a ganarse al madridismo. En Copa de Europa, el Madrid no pudo remontar el 4-1 de la ida de las semifinales y el Bayern pasaría a perder la final contra el Oporto.

La temprana despedida

Jankovic jugó completa la siguiente temporada. La 1987-88 supuso la tercera Liga consecutiva para el Madrid, fue el año de la semifinal de Copa de Europa contra el PSV,
la ocasión perdida. Antes, el Madrid se vengó de la eliminación de la temporada anterior en un nuevo choque contra el Bayern, Jankovic fue muy importante a lo largo de la temporada. Pero la inestabilidad de sus rodillas sumado al hecho que Bernd Schuster, entonces en el Barcelona, se puso a tiro lo que era demasiada tentación para Ramón Mendoza, arrebatar a quien fuera rutilante estrella al máximo rival era algo demasiado goloso para rechazarlo. En los años 80, los equipos sólo podían tener dos jugadores extranjeros, Hugo Sánchez continuó como es sabido, la llegada de Schuster condenaba a Jankovic a ser traspasado al Anderlecht belga y siguió relegando a Martín Vázquez a un papel secundario. Milan Jankovic conquistó el corazón del madridista a base de entrega, buen juego y una extraordinaria bonhomía. Dicen las crónicas que su despedida del vestuario fue bastante sentida. Actualmente, Jankovic vive en Australia con su familia.







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Cualquier opinión es bienvenida, salvo las consideradas ofensivas a los demás participantes o al autor del blog que serán eliminadas.

Se ha producido un error en este gadget.