Portada 3

Portada 3

lunes, 27 de abril de 2015

Cinco videoclips de los 80 para levantar el ánimo


Sí, amigos, hoy es lunes, aunque sea una semana corta, vamos a animarnos con 5 videoclips que levantan el ánimo al más pintado. Son canciones pop, no tienen una letra sofisticada, sus melodías no son ninguna novedad, pero son divertidas en algunos casos, los vídeos están hechos con gracia.

Comenzamos con The Cars, esta canción sonó mucho allá por los años 80 y fue emitido por la tele con mucha frecuencia. Su tono erótico festivo es de lo más divertido: cuatro músicos perdidos en el espacio en una misión muy larga en el tiempo se quedan sin más compañía que ellos mismos hasta que chocan de una particular forma con una nave con unas navegantes muy... ¿animosas? You're the girl es una canción muy chula, la verdad.

                                                      


¿Qué sería del pop sin las canciones de chico y chica? A-ha se sacaron este gran videoclip de la manga, la idea es simple pero muy bien ejecutada. Tan sólo un story board animado y un plató para rodar las escenas del bar y de la casa de la chica. Sin duda este videoclip hizo que muchos se hicieran seguidores de este grupo y Take on me fue de las más escuchadas de la época.

Cuatro muchachos con pinta de formar lo que en el norte se llama una cuadrilla, con los jerseys al hombro y las mangas anudadas en los puños a la altura del esternón. Lo cierto es que The Housemartins, con apenas dos discos en su haber, dejaron un buen puñado de himnos pop como Caravan of Love, Build o Me and the farmer. Sus canciones, con buenos arreglos, casi 30 años después, han envejecido muy bien.

The Long Ryders incluyeron este cover de NRBQ en su álbum Two Fisted Tales, de 1987. Este es uno de los casos en que la versión supera a la original, los Ryders la actualizan y dejan esta joya para siempre. Así suena I want you bad bajo sus guitarras.

Precious to me es el primer corte del disco homónimo del malogrado Phil Seymour, publicado en 1980. Esta canción te atrapa desde el primer momento que la oyes, el video es tan ingenuo como auténtico. Rodado en blanco y negro, con ése juego de sombras característico de las películas de los años 30 y 40, el vídeo le da un toque auténtico a la canción.

Cinco canciones, como decía al principio, capaces de alegrar al más pintado. Espero que así haya sido. Feliz lunes y buena semana para todos.










No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Cualquier opinión es bienvenida, salvo las consideradas ofensivas a los demás participantes o al autor del blog que serán eliminadas.

Se ha producido un error en este gadget.