Portada 3

Portada 3

miércoles, 12 de marzo de 2014

Sobre Gareth Bale, Illarramendi y Florentino Pérez


Que Gareth Bale no termina de arrancar es algo que salta a la vista. Nos ha dejado pinceladas de su clase como jugador, pero poco más. ¿Qué le puede pasar? Lo primero, puede ser que no se haya adaptado a la vida de Madrid, sobre todo si nunca ha vivido fuera de las Islas Británicas, al fin y al cabo sólo cuenta 24 años. Recuerdo el caso de Michael Owen hace ya unos diez años cuando fichó por el Madrid: nunca dejó de vivir en un hotel, no llegó a aprender castellano, la familia se quedó en Inglaterra... así debe ser muy difícil. Respecto al precio de su traspaso, no debería sentir el peso de la responsabilidad, él no tiene la culpa de que alguien haya pagado esa cantidad por su ficha, en absoluto. No hay que olvidar tampoco que llegó lesionado, una moda por la que últimamente el Real Madrid se siente atraído, con la temporada arrancada y sin posibilidad de haber convivido y entrenado con sus nuevos compañeros... Es posible que me deje algo en el tintero. El caso es que Gareth Bale es un excepcional jugador, seguro que nos va a dar muchas alegrías. Yo si fuera él, temería a Jesé, este chico recién llegado del Castilla va para algo grande, así lo demuestra en cuanto le dejan.

                                                      

Illarramendi ha saltado a la actualidad estos días por motivos extra deportivos. En sus días libres se fue a Guipúzcoa, de donde es natural, a celebrar los carnavales. Allí fue grabado por un anónimo, el jugador iba disfrazado de Batman y estaba corriendo delante de una vaquilla, actividad que, por supuesto, tiene prohibida. Hace poco, comentábamos aquí lo que hizo Juan Gómez Juanito, puso el vídeo de una capea en el autobús del equipo, delante de directivos, cuerpo técnico y el resto de la plantilla de jugadores. El caso de Illarramendi es bien distinto, si bien es punible el hecho de ponerse a correr al lado de una vaquilla siendo un deportista de élite, y así debe de ser, lo realmente repulsivo del tema es que hoy en día nadie es ajeno a ser grabado en cualquier circunstancia, a cualquier hora y donde quiera que uno esté. La tecnología lo ha hecho posible, lo que parece que se ha perdido es lo que cuando yo era pequeño se llamaba urbanidad, prudencia y sobre todo, la cortesía: si quieres grabar a alguien, por muy famoso que sea, pide permiso; desde luego, este es un país de cotillas.

                                                         


El domingo pasado la Sexta emitió la entrevista que
Jordi Évole hizo a Florentino Pérez, esta abarcó sus facetas de empresario y presidente del Real Madrid. Poco nuevo bajo el sol. Es verdad que Florentino Pérez tiene motivos para estar orgulloso. Hecho a sí mismo, es un trabajador 24 horas los 7 días de la semana. Ha pasado de tener 70 empleados a 200.000 lo que debe ser motivo de satisfacción, yo al menos lo estaría si gracias a mi empresa tantas familias pueden salir adelante. Sinceramente no vi muy fino al Florentino Pérez cuando Évole le preguntó por el tema de las prospecciones submarinas cerca de la costa de Tarragona y Castellón, me pregunto qué diría si su propia casa o la de miembros de su familia sufriera temblores de tierra. Tampoco en el tema de la petición de indulto del ex presidente del Sevilla estuvo bien el señor Pérez, el hecho de que Del Nido esté arrepentido y vaya a devolver el dinero no debería eximirle del cumplimiento de la condena impuesta por un juzgado. La ley es igual para el ex presidente del Sevilla y para el resto de los ciudadanos.
Ya al final de la entrevista,
a quien no vi fino fue a Jordi Évole. A la pregunta de quién va a ser el sucesor del actual presidente del Real Madrid, la respuesta de Florentino Pérez fue: “ése no lo sé, pero lo encontraremos seguro”. ¿Lo encontraremos? ¿Quién? ¿No se supone que el Real Madrid es de los socios, como tantas veces dice él, y por tanto decidimos en unas elecciones libres? Creo que Évole no estuvo atento con esa respuesta y a este respecto tampoco le preguntó por la reforma de los estatutos que modificó las condiciones para poder ser candidato a presidente del Real Madrid, que parece estar hecha para que él se perpetúe en el cargo, ya que sólo él y acaso dos personas más pueden cumplirlas. Durante la entrevista, dio la impresión de no haber superado la muerte de su esposa hace dos años, quizá por ello se entrega tanto a su trabajo. En los últimos segundos de la emisión se le pudo ver emocionado ante el recuerdo de un niño que se le agarró a las piernas durante una visita de carácter social a Bogotá, Colombia. En las redes sociales algunos le tacharon de hipócrita por ello, de forma injusta creo yo. No por ser empresario de éxito se dejan de tener sentimientos nobles. Parece ser que su deseo es ir retirándose de la primera línea empresarial y deportiva. En lo que respecta al Real Madrid, creo que está en lo cierto.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cualquier opinión es bienvenida, salvo las consideradas ofensivas a los demás participantes o al autor del blog que serán eliminadas.

Se ha producido un error en este gadget.