Portada 3

Portada 3

viernes, 7 de febrero de 2014

La gran estafa americana, nunca mejor dicho


Sin duda hay algo que se me ha escapado. Después de haber visto la película no llego a comprender cómo este film ha llegado a cosechar tantos premios y esté nominada a 10 Oscar, incluido el de mejor película. Si gana por delante de El lobo de Wall Street o Gravity, este modesto bloguero no entenderá nada de nada.

                                                            

Un miembro del FBI aliado con un fiscal, ambos ambiciosos, llegan a un acuerdo con una pareja de estafadores de medio nivel para que les ayuden a detener a algún pez gordo por corrupción, cueste lo que cueste, caiga quien caiga.

A partir de esta breve sinopsis, la película transcurre
a veces lenta a veces a paso de tortuga para una historia que necesita más ritmo. Así es muy fácil que el espectador se pierda en sus propios pensamientos ante esta pasividad. La trama principal es la estafa ¿o es una historia de amor? Realmente no queda claro. Parece como si los hechos reales que se narran no estuvieran lo suficientemente dramatizados.

Los personajes transmiten poca credibilidad o ninguna, este es el caso de Bradley Cooper. Uno no sabe si intenta ser gracioso o es así de lerdo, el personaje claro. Christian Bale, Amy Adams y por supuesto Robert de Niro en su cameo, se salvan de la quema ¿por qué no extender la participación de este último, por qué tarda tanto en aparecer? Mejor le hubiera ido a la película. Da la sensación de que tenemos unos ingredientes muy buenos, pero el guiso ha salido aguado, sin sustancia...

Los momentos en que
La gran estafa americana imita a Uno de los nuestros quedan tan evidentes y tan pobres que no se sabe si estamos viendo una spoof movie o si realmente estas secuencias van en serio. Las escenas de tensión, bueno, quizá la única escena de tensión, se rompe demasiado pronto, sin que el espectador llegue a agarrase a la butaca, sin que se le corte la respiración. Como dije en el post de La gran belleza, un metraje tan largo (La gran estafa americana dura 138 minutos) debe estar bien justificado, que no te des cuenta del tiempo que has pasado metido en la sala; desde luego, no es el caso.

Viendo la película, me entraron ganas de que el archivo (fue una proyección digital) se estropeara y en compensación la sala nos hubiera puesto
El golpe, una película de estafadores como mandan los cánones. O The great rock and roll swindle, esta sí que era una estafa conocida de antemano, no como la americana. Y es que en el cine todo está inventado.


2 comentarios:

  1. Bueno, en esta ocasión discrepo contigo. A mi sí que me ha gustado mucho la película (no tanto como "El Lobo..." aunque infinitamente más que "Gravity"). Las interpretaciones me parecen soberbias. Todas. Incluso la de Jeremy Renner, que no es santo de mi devoción. (Ahí van cuatro nominaciones). El montaje tiene un ritmo bastante apropiado a la narración, y la ambientación de la época está muy bien conseguida.(Ahí van otras tres nominaciones;) ) El guión me parece bastante bueno, aunque cuente con algunos defectos. Con todo el conjunto, es facil llegar a las diez nominaciones. Otra cosa será los que se lleve, que dudo que pasen de cuatro.

    Buena crítica. Y estoy de acuerdo contigo en que es una látima haber malgastado de esa forma a Robert De Niro.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. mmmmmm... No me la creí y bien que lo siento porque la historia tenía, tiene muchos elementos para hacerla atractiva. Bradley Cooper de verdad que no sé si si ha pasado de rosca con su personaje, fallo achacable a la dirección de actores, pero el caso es que a veces parecía tan cómico que no sabes a qué atenerte.

      A ver qué dicen los Oscar...

      ¡Gracias por leer el post y comentarlo Ocio en pocas palabras!

      Eliminar

Cualquier opinión es bienvenida, salvo las consideradas ofensivas a los demás participantes o al autor del blog que serán eliminadas.

Se ha producido un error en este gadget.