Portada 3

Portada 3

lunes, 13 de enero de 2014

Himnos losers, 3ª parte


Los Surfin' Bichos se caracterizaban por sus letras ásperas y música contundenteHarto de tu amor no es una excepción: Siempre quiero estar harto de tu amor/ antes que no sentir nada de nada... Desesperación por no poder estar con y sin esa pareja, intención de tragar con lo que haga falta para no perderla... Actitud loser, sin duda.


El perdedor de barrio, seguramente miembro de un grupo de música garaje, la nueva vecina del vecindario, quiero abrazarla, fuerte... El protagonista de esta canción se perdería una final de la Copa de Europa por tener una cita. No se puede ser más loser. Con todos ustedes The Undertones con Teenage Kicks.


Ni siquiera los reyes del punk se libran del sentimiento loser. Esta canción forma parte de la banda sonora de la película
The Great Rock and Roll Swindle ¿protagonizada? por los Sex Pistols. La letra es almibarada, el ritmo trotón, el estribillo realmente simplón. En clara desbandada tanto del grupo como de la creatividad, Steve Jones canta I'm a lonely boy.


Me encantan Los Planetas ¿a quién no? Tienen un serio problema: la mayoría de las canciones no se entiende lo que canta Jota, es así. Esta canción no es menos y además se contagia Irantzu Valencia de La buena vida. Este vídeo, ilustrado por el dibujante Max, muestra un tipo de loser con ramalazo infantil:
si tú no me quieres tampoco te quiero yo a ti. Para que el fastidio sea mutuo. Y además es imposible.


La última canción de esta entrega de himnos losers vuelve a estar elegida del repertorio de Bob Mould pero no de Sugar sino de Hüsker . Ya el título lo dice todo:
Don't wanna know if you're lonely. El día que me dejaste/ me sentí oh muy mal. Me encanta ese “oh” en mitad del verso, hace que todo cuadre y le da un toque victimista-loser pero que muy culé, los futboleros me entenderán.

                                                           


No me digan que no se sienten identificados con esta selección de canciones. ¿Quién no ha ido a una boda o fiesta con las máximas expectativas de ligar? Luego, cuando ya metidos en la madrugada los zapatos de quitan y las corbatas se aflojan, comprobamos una vez más que todo el pescado está vendido. Nos descubrimos solos, mirando el móvil por enésima vez, consultando Facebook o Twitter a sabiendas que está igual que hace cinco minutos y con una copa en la otra mano para paliar el sentimiento loser que nos invade. Himnos losers, menos mal que la música siempre está ahí para acompañarnos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cualquier opinión es bienvenida, salvo las consideradas ofensivas a los demás participantes o al autor del blog que serán eliminadas.

Se ha producido un error en este gadget.