Portada 3

Portada 3

martes, 8 de marzo de 2016

Brooklyn, película de John Crowley


Años 50, Eilis una joven irlandesa que reside en la pequeña localidad de Enniscorthy, sin trabajo y sin un futuro a corto, medio o largo plazo, ve cómo su vida da un giro inesperado cuando gracias a los contactos que le mueve su hermana se le abren las puertas de Nueva York, de Brooklyn en concreto, donde buena parte de la emigración irlandesa del siglo XX se establecía en la gran ciudad.

                                                      



Basada en la novela homónima de
Colm Tóibín, la película narra el conflicto de la emigración, más que de la aceptación en el nuevo hogar, habla de la nostalgia de las raíces que han quedado a la otra orilla del océano. Un inesperado giro obliga a Eilis a retornar a su pueblo cuando ya se había acostumbrado a la gran urbe. ¿Qué camino escoger, qué oportunidad hay que postergar para elegir otra? Los hechos se desenvuelven de tal manera que la elección ha de ser blanco o negro, sin la posibilidad de los tonos grises.

Se nota, y para bien,
la mano de Nick Hornby (Alta Fidelidad, Fiebre en las Gradas, Alma Salvaje, An Education) en la adaptación de la novela original. Hornby construye los personajes meticulosamente, no les sobra ni les falta nada resultando una historia sólida en el argumento, fluida en el ritmo narrativo, creíble en todas sus tramas y representaciones, con mención especial a Saoirse Ronan, Emory Cohen, Jim Broadbent y Julie Walters.

Enlazando con el trabajo de Hornby,
Brooklyn le gustará si An Education fue de su agrado. Son 111 minutos que no dejan rastro de su duración, pasan volando. Se trata de una historia humana vestida en la necesidad, sacudida por la nostalgia y acunada por los sentimientos.Brooklyn es una buena película.








No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cualquier opinión es bienvenida, salvo las consideradas ofensivas a los demás participantes o al autor del blog que serán eliminadas.

Se ha producido un error en este gadget.