Portada 3

Portada 3

jueves, 31 de marzo de 2016

Jinetes en la Tormenta, de Diego A. Manrique


El título de esta recopilación de artículos viene por una inesperada asociación del título de la canción de los Doors con una extraña -y a la postre, dramática- anécdota que le pasó al autor del libro en Los Ángeles, California. Al fin y al cabo, como dice Manrique en el prólogo, las canciones son una dulce mentira, por ello conviene seguir su pista y la de sus creadores.

                                                      


Jinetes en la Tormenta es, como queda dicho, una recopilación de artículos, de encargos publicados originalmente en el diario El País, así como en los suplementos de la cabecera madrileña de cultura, Babelia, y del fin de semana, El País Semanal. Perfectamente estructurados en capítulos clasificados por épocas, estilos musicales y distintas categorías de grupos y cantantes, leyendo Jinetes en la Tormenta uno llega a saber que Fats Domino es un tipo que prefiere llevar una vida tranquila que la de una súper estrella del firmamento musical; cómo fue aquel concierto de los Rolling en el Calderón bajo el diluvio universal, quienes éramos niños en el 82 tenemos que conformarnos con lo que nos cuentan las generaciones anteriores; el contexto del único e irrepetible álbum London Calling, la confluencia del descubrimiento de América por The Clash y la aparición de Guy Stevens; nos enteramos de cómo Neil Young sacó adelante la banda sonora de Dead Man, de Jim Jarmush; nos sorprendemos sabiendo que Bob Marley iba a tocar en Madrid pero la espantosa experiencia -1980- de Lou Reed en el estadio del Moscardó hizo que las autoridades lo prohibieran.

Precisamente, de Lou Reed viene una de las mejores anécdotas del libro: al autor del libro le puso ojitos y le pasó la mano por la pierna... para morirse del susto. Ya en serio,
aprender, conocer nuevos músicos y los personajes que hay a su alrededor, nuevas pistas donde el curioso e interesado lector descubrirá fascinante música es una de las constantes del trabajo de Diego A. Manrique. Quien esto escribe es un ferviente seguidor suyo, desde que siendo un crío cogía las revistas musicales del cuarto de sus hermanos, se preocupaba de grabar en VHS aquellos increíbles programas musicales de la televisión pública española de los años 80 o pasaba la tarde escuchando El Ambigú. Diego A. Manrique está muy activo en las redes sociales, además un jueves sí y otro no deja un nuevo Mapa Secreto en Radio Gladys Palmera. Síganle, merece la pena.










No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Cualquier opinión es bienvenida, salvo las consideradas ofensivas a los demás participantes o al autor del blog que serán eliminadas.

Se ha producido un error en este gadget.