Portada 3

Portada 3

miércoles, 20 de mayo de 2015

Reconocimiento, gratitud y piedad


Parece una desgracia irremediable, una temporada en blanco para una de las plantillas más caras que puede pagar el dinero, como es la actual del Real Madrid. La memoria es muchas veces usada como arma arrojadiza y a conveniencia. No ha sido la primera vez que pasa ni será la última. A principio de los 80 estuvimos cinco años sin ver una Liga por estos lares, casi lo mismo a principio de los 90. Qué decir de los 32 años sin ver la Copa de Europa y 17 sin llegar a la final.

Poco importa que el año pasado
se consiguiera la ansiada Décima después de 12 años. Da igual que Cristiano haya marcado más de 50 goles a lo largo de esta temporada, hay a quien ésto le parece muy sencillo, cuando se han conocido pichichis que no alcanzaban los 20 goles por temporada. Es igual que el año pasado se ganara 0-4 en el Allianz Arena de Múnich ante un Bayern con la alineación de gala. Lo que importa es ganar, ganar y ganar. Todo lo que no sea una victoria por goleada, no es suficiente. Todo lo que no sea un triplete, no es tolerable. Hay que ser el mejor sí o sí, no hay opción. El reconocimiento, la gratitud y no digamos la piedad, no tienen cabida en el fútbol moderno. El Real Madrid es una máquina de triturar carne, será mejor que terminemos de asumirlo.

                                                           


Ya se ha comentado anteriormente aquí, el Madrid es un Club muy punk. Despedir al entrenador recién ganada la 7ª Copa de Europa después de ¡32 años! de sequía como ya hemos comentado, sólo pasa aquí. Mandar a la puta calle a todo un ex jugador y ex director de la cantera de la Ciudad Deportiva, con casi 30 años de intachable servicio al equipo de Chamartín, en la noche que éste gana la Liga como entrenador en un mísero pasillo, desgraciadamente es propio del Madrid. Y eso por llevar bigote, por ser un buen tío e ir poco a la moda, lo tenía bien merecido, qué duda cabe. (Nótese la ironía, por favor). Llevamos en el segundo mandato del actual presidente, como entrenadores, a Mauricio Pellegrini, a José Mourinho y a Carlo Ancelotti, cada cual más dispar, mejor no recordar la lista en el final de la primera etapa de Florentino Pérez.

Todo esto nos lleva a la pregunta clave:
¿qué idea tiene el Real Madrid a corto, medio y largo plazo; qué plan de juego, qué estilo, qué jugadores necesitamos para crear un equipo? Porque hasta ahora, ha sido ganar porque somos los mejores, a veces así ha sido, y fichar al que se ponga a tiro, fuera necesario o no. Puede ser que en la respuesta a esta pregunta se encuentre el motivo de la diferencia en el palmarés entre el Madrid y el Barça en los últimos diez años. Veremos qué pasa a lo largo de este próximo verano.









No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Cualquier opinión es bienvenida, salvo las consideradas ofensivas a los demás participantes o al autor del blog que serán eliminadas.

Se ha producido un error en este gadget.