Portada 3

Portada 3

lunes, 11 de mayo de 2015

Copper Blue, de Sugar


El primer disco de Sugar es, o debería ser, de esos que te empujan a querer ser músico. 10 canciones del todo brillantes, desde el punk más fiero hasta el inigualable pop, 10 piezas que encajan a la perfección, no sobra ninguna, algo muy difícil de lograr en un disco, todo London Calling tiene su Revolution Rock.

Los potentes acordes de guitarra de
The Act We Act con los aullidos nasales de Bob Mould dan la bienvenida al Copper Blue para 5 minutos después dejar paso a la oscura y tremenda A Good Idea. El tono no baja con Changes donde se puede escuchar una línea de guitarra muy propia de Hüsker Dü. Un aspecto que llama la atención de Copper Blue es que casi todos los cortes del disco superan los 4 minutos de duración y más de la mitad de ellos llegan a los 5 minutos. Son muchos minutos pero nunca dan la sensación de ser tan largas. Hoover Dam llega a los 5 minutos y medio, esta quizá sea la canción más extraordinaria del disco si sumamos letra, arreglos y melodía. Es una auténtica pasada dejarse llevar por ella.

                                                            


The Slim es el el intenso puente que nos lleva a If I CAn't Change Your Mind. Sorprende que este himno pop no haya sido más utilizado en el cine o en la publicidad, tanto mejor. Pocas canciones hay tan redondas como esta. Vale, estamos hablando de punk, ok, es una canción de chico-a-perdido-a-chica, pero es que es muy buena. Con Fortune Teller recobramos el tono guitarrero de Copper Blue. El sorprendente final del álbum nos lo ofrecen Slick y Man on The Moon, tan sorprendente como hipnótico.

Copper Blue fue lanzado en otoño de 1992, cuando buena parte del mundo musical seguía bajo
el impacto del Nevermind de Nirvana publicado apenas un año antes. Entre perillas, camisas de cuadros, largas cabelleras y gruesas pellizas que lucieron nuestros abuelos, Bob Mould tuvo el éxito que se le negó con Hüsker dü y dejó este disco colocado entre los fundamentales de los años 90.









No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Cualquier opinión es bienvenida, salvo las consideradas ofensivas a los demás participantes o al autor del blog que serán eliminadas.

Se ha producido un error en este gadget.