Portada 3

Portada 3

viernes, 22 de mayo de 2015

Nada, de Carmen Laforet


Esta novela aparecía en todos los libros de texto escolares de la asignatura de Literatura por haber sido la primera ganadora del Premio Nadal en el año 1944. Hija de su tiempo, es todo un alegato de la vida sórdida, de la violencia doméstica, de la amistad y el amor.

                                                          


Andrea es una joven de apenas 18 años que sale de su pueblo para ir a la Barcelona de post guerra, a casa de su familia, para iniciar sus estudios universitarios. El viaje en tren y la primera imagen de la Ciudad Condal es la primera y única sensación agradable que se lleva la protagonista y el lector. Nada más llegar a la calle Aribau, se nos descubre una galería de monstruos que habitan en el piso: la abuela, consumida físicamente en un cuerpecillo en el que solo se notan los huesos y el latido del corazón; los tíos de Andrea, Juan y Román, el primero desquiciado con todo y con todos, el segundo, apuesto y pendenciero; Gloria, pareja de Juan y madre de su hijo recién nacido; Angustias, la tía meapilas y normativa; cierra la pandilla la criada Antonia, fisgona y desagradable de físico.

Apenas recién llegada al mugriento hogar, desparecen las caretas y
se desata la violencia sin miramientos entre los tres hermanos, Gloria recibe las palizas e insultos de Juan, mientras la criada husmea y la pobre abuela tapa los ojos al bebé para que no vea tanta ira. Así vive Andrea, la universidad se presenta como vía de escape del infierno diario. Aún así, pobre como era ella y su familia, soporta la indiferencia de sus compañeros hasta que conoce a Ena, personaje que será decisivo en el devenir de la historia.

El hambre, años 40 recordemos, la sordidez, el sobrecogimiento ante los gritos y los golpes, esa violencia que queda entre las paredes de lo que se supone es una casa, un hogar y que ahí suele quedar, para los que están dentro de ellas, todo eso es Nada. El primer libro de Carmen Laforet es una buena novela, es posible que el desenlace no sea el mejor, pero no hay duda de que es un clásico de nuestra literatura.












No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cualquier opinión es bienvenida, salvo las consideradas ofensivas a los demás participantes o al autor del blog que serán eliminadas.

Se ha producido un error en este gadget.