Portada 3

Portada 3

miércoles, 2 de abril de 2014

Real Madrid-Borussia Dortmund, casi un clásico



Es una característica de las eliminatorias de la Copa de Europa, nunca Champions por favor, qué horror. Lo mismo que en nuestra vida diaria nos podemos encontrar con un vecino de nuestra casa varios días consecutivos que pueden pasar meses hasta volver a coincidir. El Real Madrid y el Borussia Dortmund se vuelven a ver las caras después de las semifinales de la temporada pasada, esta vez en ronda de cuartos de final y con el factor campo al revés.

                                                                

                                                              

El
Real Madrid llega a la eliminatoria después de haber perdido el liderato y haberse descolgado al tercer puesto después de dos derrotas consecutivas y el Dortmund llega con la Bundesliga recientemente perdida en beneficio del Bayern de Múnich, equipo que por segundo año consecutivo le ha fichado a su jugador franquicia, si bien el año pasado se llevaron a Götze, este han firmado al artillero Lewandowski que el año pasado marcó 4 goles en la semifinal.

Los enfrentamientos entre el
Real Madrid y los equipos alemanes siempre han traído miga. En el caso del Dortmund siempre se recordará el lamentable episodio de la portería, retransmitido en directo a gran parte del planeta que pudo ver el ridículo protagonizado por el Real Madrid con todo lujo de detalles. La semifinal de la temporada pasada comenzó con la terrible goleada por 4-1 con Lewandowski como único goleador por parte de los teutones. Al llegar el partido de vuelta, se pudo comprobar una vez más cómo le pone al madridismo el espíritu de las remontadas: Derby County, Inter de Milán, Borussia Möenchengladbach, Anderlecht... Al final el resultado de vuelta se quedó corto, 2-0 con alguna ocasión de haber logrado el tercero que habría conseguido la remontada. La eliminatoria que hoy comienza llega con el Dortmund un peldaño por debajo de la temporada pasada y con el Real Madrid con el varapalo liguero muy reciente.

Veremos cómo van las cosas. Si bien en el
campeonato doméstico hay margen de error y la velocidad es de crucero, en la Copa de Europa el fallo se paga muy caro y la velocidad ha de ser punta, no hay otra. El máximo campeonato europeo y mundial a nivel de clubes el es que da la verdadera medida del valor de un equipo, la Copa de Europa te pone en tu sitio. A ver qué pasa. A los aficionados sólo nos queda sufrir y, esperemos, disfrutar con el pase a semifinales. San Francisco Gento, haz el favor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Cualquier opinión es bienvenida, salvo las consideradas ofensivas a los demás participantes o al autor del blog que serán eliminadas.

Se ha producido un error en este gadget.