Portada 3

Portada 3

miércoles, 23 de abril de 2014

Real Madrid-Bayern de Múnich, primer asalto


Si existe un equipo particularmente molesto en el panorama europeo, ése es el Bayern de Múnich. Prueba de ello son las declaraciones y acciones públicas de sus personajes más insignes: Augenthaler, Jeremies, Van Bommel, Kahn, Rummenige, Effenberg, Pfaff... en general son gente que no tienen abuela, ni falta que le hace. No olvidemos a Beckenbauer que cuando dice algo, sube la bolsa o Hoeness aquel que se negaba a pagar los caprichos de los españoles mientras él defraudaba a Hacienda como si no hubiera un mañana. Al menos ha tenido la decencia de reconocer el delito, asumir la condena y no recurrirla, eso le honra. Pero este ni es el tema, ni es el tono de este blog, allá ellos con lo que hacen y lo que dicen.

                                                     

Prefiero recordar aquel pase curvo y perfecto de Rafael Gordillo a Míchel para que rematara el 2-0 que a la postre eliminaría a los alemanes en la Copa de Europa 1987-88, aquella aparición de la brillante calva de Nicolás Anelka en el Olímpico de Múnich en la semifinal del año 2000 para marcar el gol que daría el pase a la final de París contra el Valencia. Últimamente, ellos se han llevado el gato al agua, veremos esta vez qué pasa. El Madrid viene cargado de moral tras conquistar la Copa del Rey contra el Barcelona y recuperado del mazazo que ha supuesto perder casi la Liga en tan solo una semana. El Bayern, por su parte, con la Bundesliga ganada hace ya unas cuantas jornadas, vaga por su campeonato local metiendo la pierna lo justo. Lógico y comprensible. Mañana la meterán y de qué manera. No esperamos menos.

Estos son los
partidos que dan la verdadera medida de los equipos. Como diría el gran José Ángel de la Casa, ha llegado la hora de la verdad. Este es el típico encuentro de Copa de Europa que uno echa de menos verlo de pie aunque ya las fuerzas no estén para aguantar 90 minutos de pie, rodeado de gente que por lo menos está con la adrenalina al mismo nivel que el propio. Cómo será el día de mañana ya lo he contado recientemente, sólo espero vivir el ambientazo, el espíritu del Real Madrid en la vieja Copa de Europa, que los jugadores estén a la altura de la camiseta, sea el resultado que sea, que compitan al máximo y si el rival es superior, pues a otra cosa. San Pancho Puskas, que su santificada zurda esté mañana con nosotros.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Cualquier opinión es bienvenida, salvo las consideradas ofensivas a los demás participantes o al autor del blog que serán eliminadas.

Se ha producido un error en este gadget.