Portada 3

Portada 3

miércoles, 11 de diciembre de 2013

El Real Madrid y el País Vasco


Cuentan los mayores que pueblan las gradas del Santiago Bernabéu la ovación cerrada que se llevaba el Athletic de Bilbao cada vez que visitaba Chamartín. La admiración por el equipo rojiblanco, su particular idiosincrasia y sus triunfos regulares en el torneo de Copa, hacían que equipo bilbaíno fuera considerando el segundo equipo por gran parte de la afición española. También ocurría lo mismo en Chamartín con la Real Sociedad, que contó en sus filas con ilustres como Eduardo Chillida y el cineasta Elías Querejeta, felicitado por el mismísimo Di Stefano por un gol suyo ante el Madrid.

Sin embargo, cuando se visitan esas hermosas tierras se percibe un cierto sentimiento de simpatía hacia lo barcelonista. Sus motivos tendrán, pero lo cierto es que
el Real Madrid y el País Vasco tienen una relación más intensa de lo que se suele creer. El equipo del Paseo de la Castellana cuenta entre sus mitos a numerosos jugadores vascos desde sus primeros años hasta nuestros días.

                                                        


El primero de ellos fue Renato Petit de Ory, conocido futbolísticamente como
René Petit (1.899-1.989). Aunque nacido en Francia, pasó gran parte de su vida en Guipúzcoa. Cuentan los libros de historia que fue el primer futbolista total, una anticipación de lo que sería Di Stefano. Quienes vieron jugar a los dos, sitúan al vasco francés por encima del hispano argentino. Militó en el Real Madrid de 1.914 a 1.917.

                                                        


Alberto
Machimbarrena y Sotero Aranguren donostiarra el primero y bonaerense de nacimiento el segundo tuvieron vidas paralelas. Coincidieron muy jóvenes en el Easo A. C. de San Sebastián y juntos compartieron cinco temporadas en el Real Madrid. Dieron un salto de calidad al equipo madridista. Ambos también tuvieron un destino trágico, murieron muy jóvenes en un corto espacio de tiempo. El madridismo, impresionado por la tragedia y en recuerdo de su excelencia futbolística sufragó de forma popular una estatua de los dos jugadores. Actualmente, el conjunto escultórico preside la entrada a los vestuarios del Santiago Bernabéu, muestra de que no se olvidan a los héroes.

                                                         
Ciriaco Errasti, Eibar (Guipúzcoa) y Jacinto Quincoces, Baracaldo (Vizcaya) forman junto a Ricardo Zamora el triunvirato defensivo más célebre del fútbol español. Juntos consiguieron el primer título de Liga para el Real Madrid en la temporada 1.931-32 sin perder un solo partido. También jugaron con España el Mundial de 1.934, siendo Quincoces designado mejor defensa del mundo.

Sabino
Barinaga, nacido en Durango (Vizcaya) en 1.922. Durante la Guerra Civil su familia lo envió a Inglaterra donde jugaría en el Southamptom. A su regreso a España, tuvo una oferta del Athletic que no terminó de convencerle y fichó por el Madrid. Barinaga es recordado por ser autor del primer gol marcado en el estadio Santiago Bernabéu en el partido de inauguración contra Os Belenenses. Estuvo en el Madrid desde 1.939 hasta 1.950.

Juan Adelarpe Alonso, conocido por
Juanito Alonso, Fuenterrabía (Guipúzcoa) 1.927. Participó activamente en la era dorada del Real Madrid jugando desde 1.949 hasta 1.963. Tuvo mucha competencia en la portería con el argentino Rogelio Domínguez y con el también guardameta vasco Araquistain. Una misteriosa lesión en los pulmones retiraría a Alonso del fútbol. Fue uno de los pilares del Madrid pentacampeón de Europa.

                                                    


José Mª
Zárraga, nacido en Guecho (Vizcaya) en 1.930. Fichado muy joven del histórico Arenas de Guecho, pasó un tiempo en el entoces filial Plus Ultra antes de dar el salto al primer equipo. Tuvo el privilegio, como capitán, de recoger la Quinta Copa de Europa después de la histórica final de Glasgow contra el Eintracht alemán.

Ya en temporadas más cercanas en el tiempo destaca el bilbaíno Rafael
Alkorta, uno de los mejores centrales a principios de los años 90 en España. Durante esos años fue dueño de la banda izquierda del Real Madrid Mikel Lasa, guipuzcoano de Legarreta. Es especialmente recordado por marcar este gol.
                                                         


Hoy en día,
el dueño del medio centro en el Real Madrid es Xabi Alonso. Visto lo visto, ha sido una verdadera lástima que el tolosarra no fichara por el Madrid en 2.004. Su clase como jugador es incuestionable, el manejo del balón, sus pases largos al pie y su forma de dirigir al equipo hacen que sea pieza fundamental en el equipo madridista. Dicen que su renovación es inminente, ojalá sea así. Quien está llamado a sucederle es Asier Illarramendi, Motrico (Guipúzcoa) 1.990, recién llegado al equipo.

Como ven,
la relación Real Madrid-País Vasco ha sido, está siendo larga y fructífera para felicidad de la hinchada. Y eso que este post es un breve resumen de esta relación, hay más jugadores vascos que jugaron en el Real Madrid. Por eso, cuando se escuchan determinados cánticos tanto en el centro como en el norte de la península se falta a la memoria a tantos jugadores que defendieron y defienden ejemplarmente la camiseta del Real Madrid Club de Fútbol. Con relaciones menos fructíferas, han cuajado sentimientos de simpatía duraderas en el tiempo entre clubes de fútbol y regiones y países del mundo entero. Así sea.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Cualquier opinión es bienvenida, salvo las consideradas ofensivas a los demás participantes o al autor del blog que serán eliminadas.

Se ha producido un error en este gadget.