Portada 3

Portada 3

lunes, 31 de agosto de 2015

¿Qué fue de Micah P Hinson?


Allá por 2004, también en agosto, combatiendo el calor estival escuchando El Ambigú de Diego A. Manrique en Radio 3, de repente sonó una canción larguísima, un eterno lamento de más de 8 minutos sobre Texas, esa fue la primera referencia de este músico. Un año después, en la mítica sala Moby Dick unos pocos privilegiados pudimos ver a Micah P. Hinson. Su careto aniñado delataba una insultante juventud para del discazo que se acababa de marcar: Micah P. Hinson & The Gospel of Progress. Este álbum, 11 años después, sigue siendo un lujo y en el plano sonoro, parece que el tiempo no ha pasado por él. El concierto fue estupendo, a pesar de que era él solo, sin banda y en general con la guitarra acústica. En estas ocasiones, el ronquido y el aburrimiento suelen estar garantizados, pero en esta ocasión, no fue así. Daba la sensación de que años después todos los asistentes íbamos a decir: 'yo estuve allí...'


                                                      


Una voz, un estilo

La grave y profunda voz de
Micah P. Hinson es la principal marca de su estilo. Folk, americana, alternativa, estos son los calificativos más corrientes que acompañan al músico tejano. Así es, ciertamente no es el primero que hace esta música, pero lo innegable es que ha construido un estilo propio. Luego del Gospel of Progress vino Micah P. Hinson and the Opera Circuit, All Dressed Up and Smelling of Strangers y de momento, por último Micah P. Hinson and The Pioneer Saboteurs. Sin dejar de ser todos ellos buenos discos, van, según los fue publicando, de más a menos. Sin perder su tono atormentado y doliente, lo cierto es que ha ido perdiendo intensidad en su música.

La web y el accidente

Los fans podíamos seguir la actualidad de
Micah P. Hinson a través de su web, y podía ser hasta divertido. Ahí publicaba las estrambóticas peticiones de perdón a su amada y ahí también nos enteramos de un accidente doméstico que le provocó una lesión en la espalda que le obligó a suspender una inminente gira, donde iba a tocar con Rufus Wainwright en Madrid, el 21 de junio de 2007. Algo hizo clic, nada fue igual. Los directos de Hinson, en solitario (giró también acompañado de Tachenko), se hacían cada vez más largos y precarios. El 14 de abril de 2008, en la sala Heineken de Madrid, tras romper una cuerda de la guitarra, el público tuvo que esperar pacientemente a que él mismo pusiera otra nueva, el respetable se entretenía a gritos de 'Viva la República'. Eso sí, finalizo ese recital con un Patience realmente glorioso. La última visita de Micah P. Hinson a España fue en 2014, las referencias no fueron buenas: gesto dolorido, apatía y languidez.

Micah P. Hinson se precia de haber nacido el día en que atentaron contra Ronald Reagan, estuvo en la cárcel por falsificar recetas médicas y después de haber dejado un buen puñado de magníficas canciones, hace tiempo que no sabemos nada de él. ¿Volverá? esperemos que sí, que recupere la forma.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Cualquier opinión es bienvenida, salvo las consideradas ofensivas a los demás participantes o al autor del blog que serán eliminadas.

Se ha producido un error en este gadget.