Portada 3

Portada 3

jueves, 11 de diciembre de 2014

La Isla Mínima


Estupenda película firmada por Alberto Rodríguez, La Isla Mínima es cine con sabor a suspense, a clásico cine negro, también es una historia policial donde las cosas no siempre están claras para el espectador, lo que le obliga a estar pendiente de cualquier detalle para no perderse en las distintas tramas.

                                                          


Dos policías, Pedro
(Raúl Arévalo) y Juan (Javier Gutiérrez) llegan a un pueblo cercano a las marismas del río Guadalquivir, donde impera la ley del silencio, para investigar la desaparición de dos chicas. La acción trascurre en el año 1980, un tiempo en el que la violencia estaba muy presente, demasiado, en la vida cotidiana de este país. Pedro representa a la Policía que quiere quitarse de encima la sospecha de su pasado, pero tiene que convivir con Juan, acostumbrado a campar a sus anchas amparado en la placa que luce en su cartera. Estos dos actores están estupendos, como casi todo el elenco. Mención especial merece Javier Gutiérrez, no le he conocido un trabajo malo desde que le descubrí en la fenomenal Gente de mala calidad. Todos los personajes que interpreta te los crees, siempre es una garantía para la historia en la que él participe.

La película va transcurriendo en su hora y media larga de forma rápida y fluida, no da la oportunidad al espectador de distraerse, el ritmo es constante. A ello ayuda que las dosis de información se dejan caer poco a poco, con sabia paciencia en su distribución para tal fin. Gran guión pues del mismo director Alberto Rodríguez y Rafael Cobos López. De La Isla Mínima hay que destacar también la ambientación. No falta un solo detalle: los coches y motos de la época (la Puch Cóndor, ¿es ésa la que sale, verdad?), el vestuario, los peinados, la decoración de las casas, el atrezzo en general delata un fenomenal trabajo.

Esta película se estrenó el pasado mes de septiembre y todavía sigue en la cartelera, buen indicador de que está gustando al público. La verdad es que 2014 está siendo, a pesar de las circunstancias, un año bueno en títulos y recaudación para el cine español.
La Isla Mínima es un claro ejemplo.







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Cualquier opinión es bienvenida, salvo las consideradas ofensivas a los demás participantes o al autor del blog que serán eliminadas.

Se ha producido un error en este gadget.