Portada 3

Portada 3

domingo, 18 de mayo de 2014

Himnos losers, 4ªparte


Comenzamos la cuarta entrega de esta serie con, ni más ni menos, Leonard Cohen y su hitazo I'm your man. Tremenda canción que da nombre al álbum publicado en 1988. La letra habla de un hombre suplicando por un amor, como sea, donde sea, lo que quiera se lo daré, lo que necesite se lo conseguiré. Con esta actitud es muy probable que se consiga lo que se busca, pero también puede ocultar una actitud manifiesta de pagafantas. Si usted tiene la posibilidad de ver en directo a Leonard Cohen, no lo dude. Eso sí, si el concierto forma parte de una cita, guárdese de estar en las primeras filas, es muy probable que el señor Cohen, con su extremada educación, su voz grave y profunda, ayudado de sus maravillosas y emotivas canciones le quite el ligue. Si quisiera hacerlo, no le costaría nada. Y lo sabemos.

                                                        
                              mashable.com

 The Big Lie de Gigolo Aunts. Canción pop de libro la que se marcan Gigolo Aunts en el disco Minor Chords and Major Themes de 1999. Si bien podría ser la sintonía de cualquier tele serie tipo Friends con ese arreglo
chicle pop que se escucha acompañando a las potentes guitarras, lo cierto es que este tema viene a este post por su estribillo:
And you see
Everything you think I might be
Everything that you could want
Everything you've never had
Anything that you could need
Is something I could never be


No hace falta ser un especialista en la lengua de Shakespeare para adivinar el espíritu loser de esta canción. Aun así, muy buena, pop de libro como decíamos, temática amorosa con estribillo coreable y pegadizo. Bien por ellos.

Going Nowhere, por Therapy? Endurecemos el discurso y las guitarras, afilamos las perillas, un poco de gomina en el pelo y nos ponemos chaquetas de cuero. Los norirlandeses Therapy? lanzaron Troublegum en 1994, con un tono metalero que encajaba con el grunge de Nirvana y Soundgarden.
Gritas al mundo que nunca cambiarás/ pero es lo que tienes dentro lo que debes reorganizar... Más o menos es la traducción de unos de sus versos, loser, loser...

Dancing with myself, de Generation X. Billy Idol canta, como si no hubiera un mañana, bailando conmigo mismo, que no es otra cosa que lo que hacen los losers en todo tipo de saraos, fiestas, reuniones sociales en general. Menos mal que la canción es todo un temazo, mítico.

¿Quién no ha sido un loser a lo largo de su vida? Todas estas maravillosas canciones ayudan a soportar la pena y alimentan el espíritu, sin ningún género de dudas. Y usted amable lector ¿tiene algún himno loser que quiera compartir?




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Cualquier opinión es bienvenida, salvo las consideradas ofensivas a los demás participantes o al autor del blog que serán eliminadas.

Se ha producido un error en este gadget.