Portada 3

Portada 3

miércoles, 21 de mayo de 2014

Grupo Salvaje, de Manuel Jabois


Grupo Salvaje es un librito que forma parte de la colección Hooligans Ilustrados, editada por Libros del K.O. Que mejor que dedicarse a la lectura para calmar la ansiedad futbolera que nos espera a los implicados en la inminente final de la Copa de Europa. Como ya he contado en un reciente post, esta sensación de angustia que padecemos los futboleros, no está pagada. Pero bueno, es lo que hay.

                                                       


El libro
cuenta las andaduras madridistas de Jabois desde su Galicia natal hasta la madurez, si es que los aficionados al fútbol la alcanzamos alguna vez. Él vivió el final de las 5 Ligas de la Quinta del Buitre y comenzó a sentir el descenso a los infiernos que supusieron las Ligas de Tenerife. Lo cierto es que el buen aficionado se ve perfectamente reflejado en las anécdotas y costumbres que narra Jabois en el libro. Como toda historia relativa al fútbol, ésta tiene una buena dosis de nostalgia, encumbrada con frases solemnes como la que sigue: “Fui blanco sin condiciones, a tumba abierta, como salía Salguero de la cueva con el balón, la mirada gallarda y el pelo alborotado, derrumbando rivales con la camiseta por fuera como si escapara de la cama de una mujer casada”.

Los ritos del aficionado a la hora de vivir el partido también forma parte de Grupo Salvaje. Todos lo hacemos, yo mismo, cuando veo que me llaman ciertos amigos en vez de decir “Hola, ¿qué tal cómo estás?, qué alegría, etc...” lo cierto es que la conversación empieza, entre los dos a la vez con el archiconocido coro: oooooooeeeeeeee oeeeee oeeeeee oeeeeeeeeeeeeee ooooooooeeeeeeeeeeeeeeeeee ooooeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee.También cuando uno de los dos cuenta que ha estado en un sarao, el otro pregunta invariablemente: ¿Alineaciones? para a continuación comenzar a enumerar a los presentes como los speakers de los estadios recitan los once iniciales, siendo jaleados los que apetece ver o mola que estén y abucheados los brasas, gafes e infraseres futbolísticos. Con otro de estos amigos la chaladura consiste en emular la celebración del los goles en los estadios ingleses al descolgar: “Yyyyeeeeeeeeeeeeeeessssssssssss”, o el fallo de un gol cantado: “oooooooooooooooouuuuuh” todo ello para regocijo de su pareja e incredulidad de la mía.

Otra de las identificaciones que se dan en el librito de Jabois, es la que mostramos los aficionados según nuestro jugador de preferencia. Él habla de un señor muy mayor que asistía impasible al mismo bar que el autor y sus amigos, hasta que una vez, se volvió loco con un gol de Gonzalo Higuaín. Consecuentemente, pasó a ser conocido como Fan de Higuaín. No quiero seguir contando más cosas porque el libro en sí es muy corto, apenas 60 páginas, editadas en un libro que cabe casi en cualquier bolsillo y con un tipo de letra cómoda. Es ideal para leer mientras se va en transporte público a trabajar o mientras cruza su ciudad para ir al cine. Así lo he hecho yo unas cuatro veces ya y en cada ocasión me he reído y sentido identificado tanto como la primera. Grupo Salvaje, de Manuel Jabois, hasta la portada entra por los ojos del buen aficionado. No se lo pierdan.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Cualquier opinión es bienvenida, salvo las consideradas ofensivas a los demás participantes o al autor del blog que serán eliminadas.

Se ha producido un error en este gadget.