Portada 3

Portada 3

viernes, 16 de mayo de 2014

Be Kind Rewind (Rebobine, por favor)


Los que ya vamos teniendo una cierta edad, recordamos esta amable petición que incluía las carátulas de las cintas que alquilábamos en los video clubs, bajo riesgo de bronca del regente del negocio de préstamo de cintas en caso de no haberlo hecho a la hora de devolverlas. Había pasado el suficiente tiempo desde la última vez que vi esta película, con lo cual muchos detalles se me habían borrado de la memoria, así que decidí volver a verla ayer por la noche.

                                                     

Be Kind Rewind es la historia de un pequeño video club en Passaic, Nueva Jersey, que resiste, a finales de la primera década del siglo XXI, alquilando películas... en cintas VHS. Lo regenta el señor Fletcher (Danny Glover) ayudado por Mike (Mos Def). Jerry (Jack Black) amigo de Mike, vive apenas a unos metros del video club en una auto caravana destartalada que está aparcada al lado de una central eléctrica y pasa demasiado tiempo en el negocio del señor Fletcher, para su disgusto.

Una vez presentados los personajes, el primer giro de acción viene provocado por
las chaladuras de Jerry: cree que el gobierno, el FBI y la CIA intentan acabar con él mediante la central eléctrica, así que decide un hilarante ataque a la misma para sabotearla. El resultado es que queda magnetizado previa fuerte descarga eléctrica, así, mientras se queda pegado con cualquier cosa metálica que se encuentra a su paso, al entrar en el video club y pasear entre sus estanterías, borra todas las películas. Entre tanto, el señor Fletcher está intentando salvar su negocio y el edificio donde se ubica, el mismo lugar en el que se supone nació su héroe, el músico de jazz Fats Waller. Mike y Jerry intentan hacer sus particulares remakes de históricas películas para poder volver a alquilarlas, bajo un presupuesto de cero dólares pero con mucha ilusión e imaginación: son las versiones suecadas.

Quien se haya enfrentado a un
montaje audiovisual lineal, es decir, en cinta magnética, se reirá tanto como yo lo he hecho con esta película. Si bien la primera parte se encuadra en la comedia, los dos actos posteriores desprenden, además de lo anterior, ternura a raudales, nostalgia, imaginación, valores y talento. Be Kind Rewind es una muestra más de lo que puede hacer Michel Gondry cuando se tiene una buena historia entre manos. El director de Eternal Sunshine of the Spotless Mind crea de nuevo un universo tan singular como original. ¿Quién no querría ser uno de los personajes de sus películas?

Si no han visto
Be Kind Rewind, véanla. No se pierdan los extras que ofrece el DVD (se estrenó en 2008), merecen la pena. Además de todo lo reseñado anteriormente, tiene unos diálogos realmente buenos, una música excelente y unos secundarios míticos. Y si la ven en VHS, ya saben.


4 comentarios:

  1. It's a tremendous movie...a classic...Jack Black es un grande!!!
    El Cunadoooo

    ResponderEliminar
  2. Mickey, de mis favoritas ya para toda la vida... Jack Black es muy grande.

    ¡Gracias por leer el post y comentarlo!

    ResponderEliminar
  3. Hay que suecar. Y suecar. Y volver a suecar...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y volver a suecar y suecar y suecar... La versión de Ghostbusters es sencillamente magistral.
      ¡Gracias por leer el post y comentar!

      Eliminar

Cualquier opinión es bienvenida, salvo las consideradas ofensivas a los demás participantes o al autor del blog que serán eliminadas.

Se ha producido un error en este gadget.