Portada 3

Portada 3

lunes, 8 de mayo de 2017

Julie Ruin cumple 19 años


Hablar de Julie Ruin es hacerlo de Kathleen Hanna, impulsora del movimiento feminista conocido como Riot Grrrl, surgido a principios de los años 90 y de la líder indiscutible de Bikini Kill y Le Tigre. Conviene contextualizar el disco Julie Ruin. En 1997, Kathleen Hanna decide romper Bikini Kill, llevaban desde 1990 con incendiarias canciones y actitudes decididamente feministas, de ayuda a la mujer para encontrar su lugar dentro del punk y en el, por entonces, emergente grunge. Todo esto le granjeó un numeroso batallón de enemigos, algunos de ellos amenazaban a Hanna gravemente. A todo esto hay que sumar la agresión que sufrió la cantante mientras veía desde el backstage la actuación de Sonic Youth en el festival de Lollapalooza por parte de Courtney Love, viuda de Kurt Cobain, con quien Hanna tuvo relación en la época inicial de Nirvana.

                                                          



En este ambiente hostil, Hanna se recluye en su habitación acompañada de una caja de ritmos marca Drumatics, cuyo coste apenas alcanza los 40$. A partir de ahí, crea una colección de
collages sonoros. Se trata, lógicamente, de material de baja definición acústica pero de gran calidad musical. Las 15 canciones que completan Julie Ruin son samplers, pequeñas muestras de música hechas un bucle de unos pocos minutos de duración, con pequeñas alteraciones de ritmo, de escala o simplemente distorsionadas, acompañadas de la voz de Hanna convenientemente filtrada. Lo cierto es que las canciones son hipnóticas, frenéticas, obsesivas, completadas con combativas letras. Si Bikini Kill era un grupo de punk de libro, Julie Ruin supone una evolución hacia la música electrónica por parte de Hanna.

Este disco puso la piedra angular en la creación de
Le Tigre, grupo que estuvo en activo hasta 2005, cuando el cuerpo de Hanna dijo basta. La cantante y activista contrajo la enfermedad de Lyme, pero no fue diagnosticada hasta 2010, cinco años más tarde de ver quebrada su salud. Fue en este año cuando Hanna decidió volver a los escenarios con una nueva banda llamada precisamente The Julie Ruin, cuya trayectoria es deudora de este imprescindible disco de finales de los años 90. Para saber más sobre la vida y obra de Kathleen Hanna se recomienda ver el documental The Punk Singer.







No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cualquier opinión es bienvenida, salvo las consideradas ofensivas a los demás participantes o al autor del blog que serán eliminadas.

Se ha producido un error en este gadget.