Portada 3

Portada 3

lunes, 29 de mayo de 2017

El manomanista nunca defrauda: Bengoetxea VI, campeón


Como siempre, la final del campeonato manomanista no ha decepcionado. Quizá el partido de ayer no será recordado por un juego sobresaliente, pero sí lo será por su intensidad, emoción y alternativas en el tanteo, con buenas remontadas por parte de Irribarria y Bengoetxea VI que celebraron los aficionados que prácticamente llenaron las gradas del frontón Bizkaia de Bilbao.

Tras una breve aproximación inicial entre los dos pelotaris con empates sucesivos en el marcador, pronto Irribarria tomó las riendas de la final castigando a Bengoetxea con duros y largos pelotazos a los cuadros 6 y 7 que iban desgastando poco a poco al delantero de Asegarce, quien, consciente de que no podía permitir el bote, se defendía como podía a base de voleas. Después del 10-5 para Irribarria, donde el hasta ayer campeón regaló a los aficionados un espectacular resto subiéndose, literalmente, por la pared izquierda a modo de un pelotari de cesta punta,
Bengoetxea VI recuperó el saque y empezó a imponer su estrategia: buscar la mano diestra de Irribarria, tanto con saques largos ejecutando la jugada inicial pegado a la pared izquierda del Bizkaia buscando el ángulo del ancho, como a lo largo del juego de los tantos.

                                                         


Poco a poco, Bengoetxea VI fue recortando la distancia, tras lograr la igualada a 17, se distanció un par de tantos, pero Irribarria volvió a tomar la iniciativa gracias a su poderosa zurda volviendo a castigar a Bengoetxea con largos pelotazos. El de Leza, consciente de que las oportunidades para ganar el manomanista -por motivos de edad- tal vez no sean muchas en el futuro, a base de actitud ante la adversidad y con un poco más de acierto que su rival, quien erró pelotas fáciles en el frontis, logró cerrar la final con el 22-18 definitivo.

Bengoetxea VI culmina así una temporada excelsa: campeón del 4 y medio, finalista del parejas y campeón del manomanista. ¡Qué gran deportista es Bengoetxea! No se deja atrapar por el miedo, conserva la calma aunque el partido se ponga muy en contra y lucha cada tanto como si fuera el último. Irribarria, aunque no tuvo su mejor día, puede presumir de haber llegado a dos finales consecutivas del campeonato más importante de pelota ¡sin haber cumplido los 21 años! Qué gran futuro le espera como pelotari y cuántas grandes tardes va a ofrecer a los pelotazales. Para darle un punto más de emotividad a la final, entregó la txapela de campeón el recientemente retirado Juan Martínez de Irujo, qué mas se puede pedir a una final del manomanista.











No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cualquier opinión es bienvenida, salvo las consideradas ofensivas a los demás participantes o al autor del blog que serán eliminadas.

Se ha producido un error en este gadget.