Portada 3

Portada 3

miércoles, 14 de septiembre de 2016

Tarde para la ira, de Raúl Arévalo


Desde el primer fotograma comienza la acción, una persecución espectacular -muy bien montada- y ya tenemos el detonante de esta historia. Ya nos tenía acostumbrados a sus buenas actuaciones, pero con Tarde para la ira, su debut detrás de la cámara, hay que reconocer que la sorpresa ha sido muy grata. La cinta dirigida por Raúl Arévalo, a lo largo de todo su metraje, logra atrapar al espectador en una angustiosa historia a base de tensión, una ambientación impecable y unas representaciones muy buenas.

                                                          



Respecto a la ambientación, se ve que la narración se desarrolla en un barrio obrero de Madrid, no se reconocen las calles exactamente, pero sí se identifica la vida de barrio, el bar, la parroquia que sujeta la barra, el entorno...
Todo muy reconocible, todo muy identificable para el espectador. No se desvela ningún detalle de la película si se señala que la secuencia del gimnasio acojona al más pintado, téngala en cuenta cuando vaya a ver la película, ¡vaya colección de personajes! Es justo en esta secuencia cuando la tensión llega a su máximo punto: juegos de miradas, ya atentas, ya perdidas, el sonido de las voces, la llegada a ese punto donde todos hemos llegado alguna vez en la vida... Momentos de buen cine.

Tarde para la ira tiene la virtud de contar una historia en la que los personajes van sufriendo diversas transformaciones en la justa medida en que el espectador va conociendo los detalles de lo que está viendo en la gran pantalla, siempre a buen ritmo, cuando toca. Justo fue el premio de la Bienal de Venecia para Ruth Díaz, espléndidos están Antonio de la Torre, Luis Callejo y Manolo Solo en especial. En definitiva, Tarde para la ira no es una historia original, la hemos visto más veces, la diferencia está en cómo está contada. Ahora sólo cabe esperar que Raúl Arévalo se marque su segunda película, ojalá sea pronto.









No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cualquier opinión es bienvenida, salvo las consideradas ofensivas a los demás participantes o al autor del blog que serán eliminadas.

Se ha producido un error en este gadget.