Portada 3

Portada 3

viernes, 26 de junio de 2015

Los santos inocentes


Pocas veces un lector puede experimentar las mismas sensaciones que un espectador de cine después de haber leído una novela adaptada a la pequeña pantalla. En este caso, la oportunidad nos la brinda Los santos inocentes, escrita por Miguel Delibes y dirigida para el cine por Mario Camus.

La novela no tiene demasiadas páginas, lo que facilita la labor del adaptador cinematográfico, a menos texto, menos tramas se tienen que recortar. El mérito de esta historia
es hacer sentir como si fuera en la propia piel la injusticia, la prepotencia, el feudalismo, la opresión de la incultura, el hambre, las relaciones señoritos-sirvientes, lo canalla que puede llegar a ser el ser humano, la falsa caridad.

                                                          



Sin apenas utilizar el punto y aparte,
Delibes nos describe en tan solo un centenar de páginas a una serie de personajes inolvidables, unas tramas en las que con unas pinceladas, pone a cada uno de ellos en su sitio; nos descubre un rico léxico, palabras que casi han caído en desuso, actitudes que deberían haber desaparecido...

Mérito de Camus es haberles puesto cara a estos personajes, ¿acaso alguien se imagina a otro Paco el Bajo que no sea
Alfredo Landa, a otro Azarías que no sea Francisco Rabal, es posible otro señorito Iván que no sea Juan Diego, otra señora marquesa que no sea Mary Carrillo?. La película es muy fiel al retrato de la novela de una España de la que no hace tanto tiempo estaba muy vigente, del trato infrahumano que recibían los analfabetos. Esta cinta ganó el premio a la Mejor Interpretación Masculina, compartido por Landa y Rabal, y la Mención Especial del Jurado Ecuménico Internacional del Festival de Cannes. Todo estudiante de narrativa cinematográfica que se precie debería leer este libro y ver la película para aprender a adaptar una novela al cine. Milana bonita...








No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Cualquier opinión es bienvenida, salvo las consideradas ofensivas a los demás participantes o al autor del blog que serán eliminadas.

Se ha producido un error en este gadget.