Portada 3

Portada 3

miércoles, 3 de junio de 2015

Ilustres suplentes


Partiendo de la base de que las plantillas de los clubes profesionales de fútbol suele contar entre 22 y 25 jugadores, la mayoría de ellos están más veces de las deseadas sentados en el banquillo. Pero hay una estirpe de futbolistas que aceptan sin rechistar su destino, al menos de cara al aficionado, porque si luchan o no en los entrenamientos o en el vestuario por estar en el 11 inicial, es algo que se desconoce a pie de calle.

                                                        


Los porteros suelen ser quienes más crudo lo tienen, ya que sólo optan a un puesto en la alineación. Ha habido muchos que han comido banquillo jornada tras jornada, los entrenadores son poco dados a la rotación en la portería. En lo años 80 hubo uno que llamó la atención del aficionado por lo prolongado de su situación. Como futbolista era conocido por su apellido, Meléndez. Lucía un mostacho sobresaliente y estuvo a la sombra de Zubizarreta en el Athletic y de Tomy N'Kono en el Español de Barcelona (en aquellos años se nombraba en castellano). Un poco más tarde, Santiago Cañizares vio cómo Paco Buyo primero, Bodo Illgner después y definitivamente Iker Casillas, le privaron de defender la portería del Real Madrid.

Seguimos en el club de Chamartín, si hay un jugador de campo que tragó banquillo ése fue Manolín Bueno. Futbolista de zurda exquisita, tuvo la mala suerte de coincidir en el tiempo con el mejor extremo izquierdo quizá en la historia del balompié nacional: Paco Gento. También en el Madrid se dio un curioso caso de suplencia, aunque no por mucho tiempo. Cuando la Quinta del Buitre encadenaba una Liga tras otra, el Madrid de Beenhakker fichó del Valencia a Muñoz-Pérez, lateral izquierdo que apenas contaba en el club del Turia, apenas jugó un partido de titular y en otros cuatro saltó desde el banquillo, eso sí, incorporó una Liga a su palmarés.

Han sido jugadores que no han gozado de mucho protagonismo, pero sí tienen el cariño de la afición, hacen equipo y tienen la profesionalidad de no poner mala cara ante las preferencias del entrenador. Alguno de ellos son, como se dice ahora, one club footballer. La lista sería interminable, ¿se acuerda usted de algún ilustre suplente?










No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cualquier opinión es bienvenida, salvo las consideradas ofensivas a los demás participantes o al autor del blog que serán eliminadas.

Se ha producido un error en este gadget.